Lanaccess | Cámara Centro

Switch para CCTV: GESTIÓN ÓPTIMA DE CÁMARAS IP


Conexión Plug&Play de cámaras IP.
Creación automática de redes virtuales (vlan).
Red privada securizada.
Uso de una única dirección IP corporativa.
Gestión unificada de consumos.
Detección de problemas de cableado.
Control de suplantación de fuentes de vídeo.
Soporte multifabricante de cámaras IP por protocolos ONVIF y VAPIX (Axis).

Las cámaras IP ofrecen ventajas de conectividad y también de calidad de vídeo mediante la utilización de cámaras megapixel, pero también plantean nuevos retos a nivel de configuración, seguridad y gestión de flujos y ancho de banda.
Cualquiera con experiencia en la instalación de cámaras IP conoce la problemática de configuración que conllevan, también recogida en diversos foros de Internet como una barrera a la adopción masiva por parte del mercado de la tecnología de cámaras IP.
La instalación de las cámaras IP es mucho más compleja que la de las cámaras analógicas, se requieren mayor cualificación de los técnicos para la configuración de las cámaras y más tiempo por cámara para configurar los parámetros correspondientes.
La red IP, y en concreto los switch Ethernet que haya entre las cámaras y el videograbador pasan a “formar parte” del sistema de seguridad.
- Es necesario configurar adecuadamente y controlar el acceso a estos switches para garantizar la seguridad y bloquear accesos remotos no deseados al vídeo del sistema.
- Es necesario controlar los flujos de vídeo y los anchos de banda, especialmente cuando se usa multicast, para evitar problemas de red que puedan afectar a otras aplicaciones.

La solución de Lanaccess: SWITCH CCTV PoE

Lanaccess da una respuesta totalmente innovadora a las nuevas necesidades planteadas por las cámaras IP, ofreciendo los primeros switches Ethernet PoE del mercado expresamente diseñados para videovigilancia (CCTV), que quedan integrados dentro de los videograbadores ONSAFE HM. De este modo se puede realizar una explotación óptima del sistema, incluyendo la conexión Plug&Play de las cámaras IP, configuración automática de redes virtuales (vlan), protocolos de red y multicast, la gestión unificada de consumos, la detección de problemas de cableado o el control de acceso y privacidad. En resumen, la tecnología de SWITCH CCTV de Lanaccess facilita muy significativamente la configuración y gestión del sistema, de modo que tanto el tiempo de instalación y mantenimiento como las reticencias respecto a la posible falta de seguridad del sistema dejan de ser una barrera para la adopción de la tecnología de cámaras IP.

Conexión Plug&Play de cámaras IP

Es tan fácil conectar una cámara IP al SWITCH CCTV del ONSAFE HM como lo es conectar una cámara analógica a cualquier videograbador. El SWITCH CCTV es el primer switch del mercado capaz de realizar una gestión automática del conexionado de las cámaras IP sin necesidad de modificar previamente la configuración que lleva la cámara de fábrica. El SWITCH CCTV soporta cámaras de múltiples fabricantes, entre los que se encuentran Arecont, Axis, Avigilon, Dallmeier, Lilin, March Networks, Messoa, Panasonic, Samsung, Vivotek y otros (consultar con Lanacces para una lista actualizada de modelos y fabricantes).
La conexión Plug&Play de las cámaras hace uso los protocolos ONVIF y VAPIX para ofrecer su funcionalidad, pero al mismo tiempo va mucho más allá del simple uso de estos protocolos. Cada cámara y cada fabricante presentan sus particularidades a nivel de configuración por defecto o usuario por defecto. El SWITCH CCTV conoce esas particularidades y las trata de manera adecuada para garantizar una verdadera conexión Plug&Play, reduciendo drásticamente el tiempo requerido tanto para la primera conexión de las cámaras como para el mantenimiento.

Cámaras IP protegidas

Las cámaras pueden trabajar en una red privada totalmente securizada y con control estricto de acceso.
Todo el conjunto de videograbador más cámaras pueden trabajar con una única dirección IP, facilitando también la planificación de la red.
Las cámaras IP son accesibles por los operadores de CCTV pero pueden ser totalmente “invisibles” para el resto de la red, quedando protegidas tras el videograbador. Cualquier acceso se deberá hacer a través del videograbador ONSAFE HM previa autenticación.


Arquitecturas de red

Es muy sencillo definir potentes arquitecturas de red eligiendo tan sólo entre 4 tipos de puerto, sin necesidad de tener conocimientos avanzados de redes virtuales, IGMP (multicast) o Spanning Tree (topologías de red redundantes). El sistema se encarga de todo configurando automáticamente los parámetros adecuados, controlando accesos y restringiendo flujos.
Además de los puertos identificados como CAM, que permiten la conexión directa de una cámara IP a la que suministran también alimentación por PoE, pueden configurarse los siguientes tipos de puerto Ethernet:
Red Corporativa (LAN): puerto de conexión a la red corporativa
Red CCTV (CCTV): puerto de conexión de dispositivos de la red CCTV, como son puestos de operador, servidor CCTV, videowall o teclados de seguridad.
Interconexión (ONSAFE): puerto de interconexión entre videograbadores ONSAFE HM.
Stream Remoto (STREAM): puerto genérico para la recepción flujos de vídeo que no sea la conexión directa de una cámara IP.

De esta manera tan simple, Lanaccess ofrece:
Al diseñador una arquitectura sencilla y autónoma, independiente y bien comunicada.
Al instalador facilidades técnicas que mejoran su competitividad y su productividad.
Al usuario final soluciones avanzadas, eficientes y de alto rendimiento que constituyen la respuesta óptima a sus necesidades reales y que permiten una gestión coherente del sistema de CCTV.

Gestión de puertos Ethernet

El SWITCH CCTV ofrece diversas funcionalidades adicionales en relación con la gestión de puertos Ethernet:
Control de suplantación: se identifica y controla qué cámara IP en concreto se conecta a cada boca Ethernet, impidiendo que se realice un cambio no controlado (requerimiento de grado 4 de la nueva norma de seguridad europea EN50132-1).
Bloqueo de puertos inutilizados: impide el uso de los puertos vacantes de manera no controlada.
Control de consumo: permite una gestión unificada de los consumos, mostrando también el consumo individualizado de cada una de las cámaras IP.
Detección de problemas de cableado: es capaz de detectar cortocircuitos y circuitos abiertos de los cableados Ethernet, lo que permite determinar con rapidez cualquier problema.